Tipos de bancarrota disponibles: Una guía clara para entender sus opciones

  1. Inicio
  2. /
  3. Blog
  4. /
  5. Manejo de Deudas
  6. /
  7. Tipos de bancarrota disponibles: Una guía clara para entender sus…

Entendiendo la Bancarrota

La bancarrota es una opción legal respaldada por la ley federal, que permite a individuos o empresas, incapaces de hacer frente a sus deudas, reorganizarse o eliminar sus obligaciones financieras. Existen distintos tipos de bancarrota, cada uno adecuado para diferentes situaciones.

  • Capítulo 7: Liquidación de activos.
  • Capítulo 11: Reorganización comercial.
  • Capítulo 13: Plan de pagos para personas con ingreso regular.

Antes de decidir iniciar un proceso de bancarrota, es crucial realizar una evaluación completa de la situación financiera. Esta análisis gratuito de deuda y presupuesto puede ser proporcionado por agencias de asesoramiento de crédito aprobadas, ofreciendo un marco claro de la salud financiera del individuo o la entidad.

Las alternativas a la bancarrota también deben ser consideradas. Estas pueden incluir la renegociación de deudas con acreedores, la consolidación de deudas o el ajuste de presupuestos para aumentar los pagos de deudas. Estas opciones pueden ser menos drásticas y tener un impacto menos duradero en el crédito de una persona.

Es imperativo entender que, aunque la bancarrota puede ofrecer un nuevo comienzo, también conlleva consecuencias significativas, como la posible pérdida de bienes y el efecto en la calificación crediticia. Por lo tanto, la decisión de declararse en bancarrota debe tomarse con cautela y preferiblemente con la guía de un abogado especializado en la ley de bancarrota.

Capítulos de Bancarrota en Estados Unidos

En Estados Unidos, la bancarrota se rige por varios capítulos del Código de Bancarrota federal, cada uno adecuado para diferentes tipos de deudores y situaciones específicas.

Capítulo 7: Liquidación

El Capítulo 7 permite la liquidación de activos para pagar a los acreedores. Está destinado a individuos y negocios que no tienen la capacidad financiera para reestructurar sus deudas. Los deudores pueden liberarse de la mayoría de sus deudas y obtener un «nuevo comienzo» tras la liquidación.

Capítulo 13: Reorganización de Deudas

El Capítulo 13 se enfoca en la reorganización de deudas de individuos con ingresos regulares. Permite a los deudores mantener la propiedad y pagar sus deudas a través de un plan de pago estructurado, normalmente durante tres a cinco años.

Capítulo 11: Reorganización Empresarial

Por su parte, el Capítulo 11 es utilizado por empresas que buscan reestructurar y reorganizar sus obligaciones financieras. Permite a las empresas continuar operando mientras implementan planes de reorganización para pagar a los acreedores.

Capítulo 12: Agricultores y Pescadores

Específicamente diseñado para operaciones agrícolas y pesqueras familiares, el Capítulo 12 ofrece un proceso de bancarrota más simplificado y menos costoso, que refleja la reorganización de deudas del Capítulo 13, pero con disposiciones especiales para estos tipos de negocios.

Capítulo 9: Municipios

Finalmente, el Capítulo 9 protege a municipios y entidades gubernamentales subordinadas durante la reestructuración de sus deudas. Este capítulo les proporciona un marco legal para reajustar su deuda y evitar el ceso de servicios a la comunidad.

El Proceso de Declararse en Bancarrota

Tipos de bancarrota disponibles: Una guía clara para entender sus opciones

Cuando una persona se enfrenta a un endeudamiento insuperable, la bancarrota puede ofrecer una salida legal para reestructurar o eliminar las deudas pendientes. El proceso para presentarse en bancarrota requiere varios pasos claves, que incluyen la asesoría legal y la intervención de un fideicomisario o síndico.

Primero, es aconsejable consultar con un abogado de bancarrota experto. Este profesional evaluará la situación financiera del deudor y recomendará el capítulo de bancarrota más adecuado a sus circunstancias. Luego, el deudor debe completar una sesión informativa de crédito requerida por ley, desde una agencia aprobada, dentro de los 180 días antes de presentar la solicitud.

El siguiente paso es la preparación y presentación de la petición de bancarrota y otros documentos legales ante la corte. Estos documentos detallarán los activos, pasivos, ingresos, gastos y transacciones financieras recientes del deudor.

Una vez presentada la petición, se impone automáticamente una «suspensión automática» que detiene la mayoría de las acciones de los acreedores contra el deudor. Durante este tiempo, no pueden iniciar ni proseguir juicios, hacer embargos salariales, o incluso realizar llamadas telefónicas exigiendo pagos.

Es requisito que el deudor asista a la «reunión de acreedores», también conocida como la audiencia del artículo 341. Durante esta reunión, el fideicomisario y los acreedores pueden hacer preguntas al deudor sobre su situación financiera y propiedades.

Si el deudor ha presentado un Capítulo 13, deberá también participar en una «audiencia de confirmación», donde el tribunal decidirá si aprueba el plan de pago propuesto.

A lo largo de este proceso, es vital para el deudor mantener una comunicación abierta y honesta con su abogado y con el síndico asignado, para navegar con éxito el complejo proceso de bancarrota y trabajar hacia un nuevo comienzo financiero.

Efectos de la Bancarrota en Finanzas Personales y Crédito

La bancarrota puede tener consecuencias significativas en las finanzas personales y el crédito de un individuo. Al declarar bancarrota, los historiales crediticios se ven impactados negativamente, reflejando una marca que puede perdurar hasta 10 años. Esto hace que la obtención de nuevos créditos, como tarjetas de crédito o préstamos estudiantiles, sea más desafiante.

La hipoteca puede ser modificada o cancelada dependiendo del tipo de bancarrota. En ciertos casos, se permite mantener la propiedad, reestructurando la deuda a través de un plan de pagos.

Las deudas por impuestos podrían ser exoneradas si cumplen con ciertos criterios, aunque generalmente impuestos sobre la renta no pagados recientes y impuestos sobre la propiedad no pagados suelen quedar fuera del alivio de bancarrota.

En cuanto a la manutención del cónyuge, ésta se considera una prioridad y, como tal, no se elimina mediante la declaración de bancarrota.

ConsecuenciaDescripción
CréditoDificultades para obtener financiamiento, términos desfavorables, tasas de interés elevadas.
HipotecaPosibilidad de modificación o cancelación, riesgo de pérdida de propiedad.
Deudas EstudiantilesGeneralmente no se ven afectadas, salvo en circunstancias excepcionales de «hardship».
ImpuestosAlgunos podrían ser condonados bajo requisitos estrictos, otros deben pagarse indefectiblemente.

Es crucial entender que la bancarrota ofrece un nuevo comienzo desde el punto de vista legal, pero conlleva restricciones financieras que requieren gestión cuidadosa y planificación estratégica post-declaración.

Vida Después de la Bancarrota

Después de completar el proceso de bancarrota, ya sea por liquidación o por reorganización, las personas y empresas disponen de una oportunidad para comenzar de nuevo. Es fundamental desarrollar un plan de presupuesto personal sólido y adquirir habilidades del manejo de dinero para evitar futuras insolvencias.

Elaborar un presupuesto realista es el primer paso para monitorear y controlar las finanzas personales. Este presupuesto debe incluir:

  • Ingresos: Detalle de futuros ingresos.
  • Gastos fijos: Como alquiler o hipoteca.
  • Gastos variables: Incluyendo comestibles y transporte.
  • Pagos de deudas: Si hay acuerdos remanentes.

Los individuos deben esforzarse en:

  1. Priorizar el ahorro para crear un colchón financiero.
  2. Reducir gastos innecesarios para liberar capital.
  3. Hacer pagos de deudas puntualmente para reconstruir el crédito.

El manejo de deudas se vuelve más eficiente al negociar con acreedores, optando tal vez por planes de pago que se adecuen a la nueva situación financiera. Aprender a distinguir entre deseos y necesidades es crucial para mantener las finanzas personales bajo control.

Finalmente, la educación continua sobre temas financieros ayuda a las personas y empresas a tomar decisiones informadas. Asistir a talleres sobre manejo de deudas o buscar la ayuda de asesores financieros podría ser beneficioso. Con disciplina y un manejo adecuado de los recursos, la vida después de la bancarrota puede ser el comienzo de una etapa financiera estable y segura.

Preguntas Frecuentes

Ante la complejidad del proceso de bancarrota, es fundamental comprender sus diferentes aspectos y consecuencias. Este apartado busca resolver algunas de las dudas más comunes respecto a este tema.

¿Qué implicaciones tiene el Capítulo 7 de la ley de bancarrota en Estados Unidos?

El Capítulo 7 permite la liquidación de los activos de una persona para pagar a los acreedores. Quienes se acojan a este capítulo pueden ver una descarga de la mayoría de sus deudas pendientes tras la liquidación.

¿Qué beneficios existen al declararse en bancarrota?

Declararse en bancarrota puede ofrecer un alivio financiero mediante la suspensión de acciones de cobro, la reducción o eliminación de ciertas deudas y, en algunos casos, la posibilidad de reorganizar las finanzas.

¿Cómo puede afectar la declaración de bancarrota personal a largo plazo?

La declaración de bancarrota personal puede tener un impacto negativo en la calificación crediticia de una persona hasta por 10 años, dificultando la obtención de créditos y afectando la percepción de futuros acreedores.

¿Qué requisitos se deben cumplir para poder declararse en bancarrota?

Se requiere pasar una prueba de medios, recibir asesoramiento crediticio de una agencia aprobada, y presentar una detallada documentación financiera. Existen requisitos específicos para diferentes capítulos de bancarrota.

¿Cuáles son las principales diferencias entre los capítulos de bancarrota en Estados Unidos?

Las principales diferencias radican en el tratamiento de los activos y deudas del declarante. El Capítulo 7 implícita liquidación, el Capítulo 13 contempla un plan de pagos, y el Capítulo 11 está orientado a la reorganización empresarial.

¿Cómo afecta la declaración de bancarrota a la capacidad crediticia de una persona?

La declaración de bancarrota reduce significativamente la puntuación de crédito de una persona, esto implica mayores tasas de interés y dificultad para calificar para préstamos o tarjetas de crédito en el futuro.

Negociamos su deuda

Si tienes deuda de más de 15k:

Podemos ayudarte, llámanos gratis al:

Si tienes deuda de menos de 15k:

Podemos ayudarte, llámanos gratis al:

Podemos ayudarte, llámanos gratis al:

Picture of Betina Soto

Betina Soto

Betina es escritora FinTech especializada en la inclusión de los latinoamericanos en el mercado estadounidense. Ella es una estratega de marketing digital nativa especializada en la gestión de proyectos de contenido, desde su inicio hasta su realización, y en liderar equipos de marketing multiculturales y diversos. Con una sólida experiencia en la intersección del desarrollo de productos y el marketing, tiene un historial probado de crear soluciones de marketing innovadoras para las industrias fintech, de TI y de bienes raíces.